El regreso del pop punk a través del trap

Las guitarras, los tintes y la irreverencia que caracterizó a los 2000’s vuelve de la mano del hip hop, ¿será lo que el rock estaba esperando?

Si hablamos de encierro, nadie me dejará mentir. Lo que parecía durar un par de meses, se proyecta a más de lo que esperábamos. Frente a esta necesidad de expresión propia del adolescente peruano, muchos han optado por subir contenido a redes como YouTube, Instagram Reels y TikTok. Si bien estas plataformas han existido aún antes de que la pandemia comenzara, han tenido mayor cabida en estos días donde son nuestro único escape a paisajes que hoy son casi inaccesibles.

En los últimos años, estilos como el trap y el hip hop se han apoderado de las radios y playlists. Ambos surgieron como una forma de expresar sin tapujos lo propio de la vida callejera. No obstante, todo sonido que llega al mainstream termina por sacar demasiados exponentes al mercado y se vuelve repetitivo. Tal y como pasó en el EDM, cuando un estilo deja de sorprender al público, tiende a evolucionar.

Desde hace algunos años, varios artistas de hip hop, tanto independientes como consagrados, han encontrado inspiración en canciones de pop punk, aquellas que sonaban en todas partes a inicios de los 2000s. Las que formaron parte del soundtrack de series como Malcolm In The Middle o películas como American Pie. Aunque no es nada nuevo encontrar riffs de guitarras en canciones de hip hop, es curioso como esto ha trascendido a los artistas más escuchados del momento.

Aquí también tuvimos a exponentes del pop punk

¿Cómo se dio este proceso?

A mediados de los 2010s, surgió una corriente dentro del hip hop llamada “emo rap” o “cloud rap” caracterizada por sus líricas más introspectivas, sus referencias sonoras más ligadas al rock, Soundcloud como plataforma clave para difundir su música y la actitud rebelde que caracterizaba a los ídolos punks. Entre sus exponentes tenemos a Lil Peep, XXXTentacion y Juice WLRD; quienes incluso versionaron temas clásicos del pop punk en sus conciertos en vivo.

En 2019, Travis Barker, baterista de Blink 182, colabora con el rapero Machine Gun Kelly en el tema “I Think I’m Okay”, teniendo al cantante Yungblood como invitado. Ese mismo año, Barker y Yungblood lanzan el tema “11 Minutes” junto a la cantante pop Halsey. Ambas canciones están inspiradas en el sonido clásico y veraniego del pop punk, con guitarras enérgicas y baterías potentes.

El rapero Lil Tracy se les une con “Beautiful nighmares”, evidenciándose un claro resurgimiento del género a través del hip hop y pop. Para hacernos la idea de cuan arrasador ha sido esta tendencia, el rapero Bad Bunny estrenó su disco “El último tour del mundo”, el cual contiene harta influencia rockera en los temas “Yo Visto Así”, “La droga” y “Te deseo lo mejor”. El pop punk ha sabido acoplarse muy bien en la estética del hip hop, abriéndose a un público cada vez más joven.

A lo largo del 2020, hemos tenido estrenos con estos sonidos característicos: Machine Gun Kelly y su álbum “Tickets to My Downfall” en colaboración con Travis Barker, el rapero 24KGoldn y el tema “City of Angels”, All Time Low con “Monsters” junto a Demi Lovato y Mod Sun con “Flames”, la cual marcaría el regreso de Avril Lavigne.

A nuestros días, varios se han colado en este género como Olivia Rodrigo, Maggie Lindemann, Trippie Redd, Tyler Posey, Willow Smith, Powfu y hasta Skrillex. Algunos tiktokers como Jxdn y Chase Hudson comenzaron a lanzar música pop punk. Lo más notable en el ámbito hispano es el reciente álbum “Desde el fin del mundo” de Duki, evidenciando la corta brecha entre el hip hop, trap y rock. Así encontramos a artistas como Wos, Cazzu, Trueno y Ca7riel; quienes han incorporado bandas en sus conciertos en vivo.

Uno de los más osados en el plano nacional dentro de esta tendencia ha sido Sebastián Bracamonte “Sebraca” en su tema “Torso”

¿Es el pop punk el nuevo pop?

Seguro te preguntarás por qué se ha dado esta tendencia. Como expliqué al inicio, hoy que ya no podemos salir ni juntarnos por mucho tiempo, vemos con añoranza lo que se muestra en los videos de pop punk: adolescentes saltando y divirtiéndose en un verano sin fin. Con sus coros pegajosos, fue símbolo de una juventud que buscaba pasarlo bien y hoy se ha transformado en un escape a otra realidad.

Si bien va por muy buen camino, creo que para que vuelva a ser lo que fue en los 2000s, es necesario un aporte audiovisual, lo que en su tiempo fueron los soundtracks de películas. Aunque en TikTok podemos encontrar muchas cuentas que difunden tanto la estética como el sonido del propio del pop punk, no será hasta que tengamos a un público dispuesto a salir de fiesta con guitarras de fondo y músicos tanto a nivel internacional como nacional que lo lleven a lugares aún inesperados.

Deja un comentario

#SÍGUENOS EN INSTAGRAM