La 10° edición de Girls of Rock

Ante el nulo espacio que existe para las mujeres en la esfera comercial del rock, son las mismas mujeres las que generan alternativas que les dan visibilidad.

En el momento que vemos melenas largas y caudalosas en medio de un pogo, lo normal es pensar que se trata de hombres rockeros que simplemente llevan un buen tiempo sin ir al peluquero. Fue en un concierto durante 1999 que sin embargo, Diana Foronda se encontraba dentro de una de estas aglomeraciones, y en el momento que ya no pudo más con la sacudida congestionada de cuerpos, Carla Estrada fue a su rescate. Desde ese momento han permanecido unidas por una íntima amistad, pero también desde hace nueve años, por el objetivo de querer reforzar la escena del rock femenino en el Perú.

En el mismo año que conoció a Carla, Diana y su hermana Fátima decidieron formar Área 7, una banda que en los posteriores años desenvolvería un estilo musical basado en el metal alternativo y el nü metal. Mientras llevaba este proyecto a cabo, Diana y Carla Estrada comenzaron en 2011 la organización de un evento que tenía como objetivo congregar a las bandas de rock y metal femeninas cuyas oportunidades fueran pocas o nulas en el ambiente musical nacional. Junto a ellas aquel mismo año, se sumó Fariuska Lira, quien actualmente es la supervisora técnica del concierto que desde ese momento empezó a celebrarse anualmente: Girls of Rock.

Las tres mujeres mencionadas que han sido el pilar de esta revelación, han declarado ante distintos medios acerca de lo obstaculizado que llega a ser el camino para muchas bandas femeninas. Muchos locales comerciales, así como los festivales más populares y masivos no siempre les dan la chance a mujeres que buscan demostrar que tienen mucho por proponer y expresar. Incluso, la propia Diana manifestó en su momento la desazón que sufrió su banda cuando fueron invitadas para ser teloneras del concierto de Slipknot en 2016, y producto de ello llovieron graves críticas de aficionados que no estuvieron de acuerdo con su selección. La presión negativa y el maltrato mediático que recibió Área 7 terminó por hacer que poco antes del evento la banda renunciara a participar en dicho evento.

Diana Foronda, integrante de Área 7, fue una de las promotoras de esta iniciativa hace 9 años. Foto: Agencia Andina

Las tres mujeres mencionadas que han sido el pilar de esta revelación, han declarado ante distintos medios acerca de lo obstaculizado que llega a ser el camino para muchas bandas femeninas. Muchos locales comerciales, así como los festivales más populares y masivos no siempre les dan la chance a mujeres que buscan demostrar que tienen mucho por proponer y expresar. Incluso, la propia Diana manifestó en su momento la desazón que sufrió su banda cuando fueron invitadas para ser teloneras del concierto de Slipknot en 2016, y producto de ello llovieron graves críticas de aficionados que no estuvieron de acuerdo con su selección. La presión negativa y el maltrato mediático que recibió Área 7 terminó por hacer que poco antes del evento la banda renunciara a participar en dicho evento.

Diana como integrantes de Área 7, participa también en el concierto, y paralelamente se encarga de su producción, una dinámica que al principio era complicada, pero a la que se ha ido adaptando. A la hora de organizar el espectáculo en ciertos lugares, revelan que uno de los problemas tuvo que ver con las promesas que los dueños del local les hacen y no cumplen. “Nos ofrecen los mejores equipos de sonido, algo que nos interesa pues queremos darle lo mejor a las bandas participantes, sin embargo, al final no cumplen su palabra”, comenta Fariuska en el canal de Diana.

Carla reveló también que a pesar de que existe buena relación con muchos hombres vinculados al movimiento rock, el machismo sigue existiendo a la hora de posicionarlas en el circuito de conciertos. Una de las tendencias más molestas para ellas, es la idea de que ciertos locales coloquen a las artistas femeninas en horarios previos al comienzo de un evento cumbre, de modo que el público ante el que tocan nunca es tan vasto como podría serlo.

‘Girls of Rock’ fue el primer festival que empezó a admitir de manera exclusiva a bandas integradas únicamente por mujeres. Este año realizará su décima edición de forma virtual. Foto: Girls of Rock Oficial (Facebook)

De todas formas, aunque la esencia del evento resida en la presencia femenina y su revaloración, muchos hombres han ido como asistentes a alentar a estas bandas. Incluso en la pasada versión fueron invitados artistas masculinos como Tito Bonicelli, Ginola, Kenneth Quiroz y Pipe Villarán. Su presencia de todos modos, no opacó a la gran cantidad de artistas femeninas invitadas, y más bien sirvió como una forma de mostrar que lo que se busca es la integración de la escena musical.

Además, como se sabe que los gustos entre el público son diversos, se optó por incluir tanto a músicos de rock, así como de indie, metal, hip hop, pop e incluso electrónica. Eso sí, a pesar de que con los años el evento se ha estado haciendo más conocido, por una cuestión de responsabilidad económica aún no se animan por contratar localidades más grandes.

La primera edición realizada en el 2011, tuvo como sede el Centro Comercial La Noche de Barranco, y tuvo en ese entonces a cuatro bandas tocando, las cuales fueron: Área 7, C4, Moldes y Sonótica. Este número fue aumentado, al punto que a la última edición del año pasado, asistieron 13 grupos. En la versión virtual que se hará este año, vendrán más de 20 artistas que además, provienen de distintas regiones del país. Entre estos se encontraban tales como Aldana (Tacna), Verano del 83 (Trujillo), Kat Katya (Chiclayo), Snails Dancing (Huancayo), entre muchos otros de provincia. Al mismo tiempo estarán varias ya conocidas de la capital, como La Musa, Catarsis, Naia Valdez, Cherrylips, As We Survive, entre otras.

Entre el 5 y 6 de diciembre las 5pm, la décima versión del festival se estará transmitiendo por su canal oficial de YouTube, llamado “GIRLS OF ROCK OFICIAL Perú”.

Deja un comentario

#SÍGUENOS EN INSTAGRAM